Buscar
  • El desván de Elia

7 consejos para superar el síndrome postvacacional

Vacaciones, verano, tapas, cervezas, playa, calma, relax, puestas de sol, sin horarios ni reloj ... ¿Te imaginas vivir siempre así? Desafortunadamente, todo llega a su fin y queda poco de este verano.

Para muchos, el regreso a la rutina después de las vacaciones puede traer una serie de síntomas que se engloban en lo que se conoce como “Síndrome Postvacional”. Los síntomas pueden variar según la persona, pero la depresión posvacacional, generalmente, produce estrés, ansiedad, tristeza, mal humor, apatía, falta de energía o motivación... ¿Te sientes identificado?



No te preocupes, porque, por suerte, hay dos aspectos positivos. El primero es que este período no suele durar más de 2 o 3 semanas. El segundo, que puedes hacer cosas para mitigar o prevenir los desastrosos síntomas del síndrome postvacacional.

Siga estos consejos y verás como tus compañeros de trabajo envidiarán lo motivado y tranquilo que has vuelto de vacaciones.


7 consejos para superar el síndrome postvacacional:


1. Organízate

Tómate con calma la vuelta a la rutina. No esperes actualizar todo justo cuando comienzas, ¡no puedes pasar de 0 a 100 de golpe!

Si tiene asuntos pendientes, póngalos en una lista, haga que sean reales y alcanzables. Y mira lo que tienes que hacer paso a paso. A veces tenemos la sensación de que tenemos que hacer muchas cosas, pero si las ponemos en papel nos ayudará a ver cuáles son urgentes, importantes, que se deben hacer o las que realmente no importan. Si te organizas, ¡El comienzo será pan comido!


2. Descanso

Reorganiza las horas de sueño. Seguramente, durante estos días de vacaciones, has dormido más de lo normal y con horarios irregulares. Vuelve a establecer, al menos una semana antes de comenzar a trabajar, el horario de sueño que mantenías antes de las vacaciones. Asegúrate de dormir al menos 8 horas diarias.


3. Realiza ejercicio

Por lo general, realizar actividad física es lo primero que se olvida durante las vacaciones, por lo que unos días antes de volver al trabajo, no estaría de más ponerse las zapatillas de deporte y empezar a establecer una rutina que te mantenga en forma.


4. Come bien

No exageres con las tapas y las cervezas, guárdalas para el fin de semana y para el próximo verano. Intenta no comer demasiado antes de irte a dormir y toma un desayuno consistente que te dará energía. Lo que comes antes y durante las primeras semanas de trabajo influye más de lo que crees en cómo te sientes y afrontas este periodo.


5. Diviértete

Invierte tiempo para ti y diviértase. Suena fácil, ¿no? Pero nosotros mismos somos generalmente los últimos en tenernos en cuenta, ¡así que piense más en lo que le gusta y trate de dedicar parte de su tiempo libre! Planea cosas con amigos, sal con tu pareja, haz un viaje exprés de fin de semana…

6. Controla el estrés

Si a pesar estar tomándote las cosas con calma y de forma gradual, experimentas un nivel alto de estrés, puedes usar otras estrategias, como el yoga, la meditación, o simplemente pasear o escuchar una canción que te guste. Al igual que durante las vacaciones tenías momentos de relax, ahora también puedes planificar alguno a lo largo de la semana.


7. Motívate

Aprovecha el final de las vacaciones para planificar el año. Para los que vuelven de vacaciones en verano, el comienzo del año no es el 1 de enero, sino septiembre. ¿Qué te parece tomarte la vuelta a la rutina como una forma de comenzar nuevos hábitos y retos? ¡Haz una lista de retos para este nuevo comienzo que te mantenga motivado!


Muy pocos casos requieren ayuda profesional, pero si los síntomas persisten durante más de 1 mes y empiezan a incapacitarte para realizar tus actividades de manera óptima, un profesional de la psicología puede serte muy útil para empezar a salir de este pequeño bache conocido como síndrome postvacacional.

12 vistas

652112312

©2019 por El desván de Elia