652112312

©2019 por El desván de Elia

Buscar
  • El desván de Elia

Como preparar la vuelta al cole..... y no morir en el intento

Mes de julio…termina el colegio y tú solo piensas en cómo vas a hacer para organizar un verano lleno de retos con tus hijos, vacaciones, actividades, piscina, playa, descontrol de horarios…pueden ser unos meses muy divertidos para tus hijos, pero algo estresantes para ti.


Mes de septiembre…reconócelo, llegan los últimos días de agosto y primeros de septiembre y estás deseando que comience el colegio, con unos horarios estructurados, una rutina, unas reglas en casa…pero ¿Cómo afrontar este periodo? ¿Cómo allanar el terreno para que a tu hijo no le importe volver al cole?


Estos consejos podrían ayudarte a crear un plan de acción para que cuando llegue ese temido momento ¡Puedas sobrevivir sin ningún rasguño! ¿Preparados para “La vuelta al cole”?


1. Comienza con las rutinas antes de que comience el colegio

Empieza a establecer las horas de sueño y rutinas diarias para los niños antes de que comiencen el colegio. Se les debe hacer a la idea de que la escuela está a la vuelta de la esquina. Decida la hora de acostarse ideal aproximadamente dos semanas antes de la escuela de forma gradual, hasta que se establezca una rutina sólida. Recompense esos momentos dolorosamente tempranos de despertarse con actividades divertidas, como ir al parque o un desayuno que le guste mucho.


2. Una última fiesta

Despídase del verano con una noche familiar antes de que comience la escuela. Mirad fotos del verano, compartid vuestros recuerdos favoritos del verano y disfrutad de las comidas y actividades de verano por última vez. Luego, celebre todas las cosas buenas que vienen con la llegada del otoño, como un clima más fresco, deportes escolares, espectáculos y actuaciones, nuevas actividades, nuevos amigos... Mantén una actitud positiva y contágiale esa actitud a tu hijo.


3. Apúntale este nuevo curso a algo que le apasione

Algunos niños piensan en un nuevo año escolar como el final de todo lo divertido y emocionante y el comienzo de una tortura sin fin. Anime a su hijo a soñar con algunas metas e intereses nuevos que nunca haya intentado (por ejemplo, aprender a tocar la guitarra, apuntarse a algún deporte, hacer teatro…). Dile que este nuevo curso va a ser muy emocionante y va a aprender cosas novedosas y divertidas.


4. Aprovecha la emoción de lo novedoso

Una de las mejores cosas de un nuevo año escolar son los nuevos materiales escolares. Sí, también podrían resultar un poco caros, pero puedes permitir que tu hijo elija (entre las opciones que tú le marques) carpetas, rotuladores y cuadernos nuevos y bonitos. Haz de este momento un evento especial en sí mismo. Convierta las compras en una búsqueda del tesoro. Ayúdelos también a convertir cuadernos o carpetas simples en obras de arte con la ayuda de pintura, marcadores y pegatinas divertidas. Esto le distraerá de la parte negativa de que se acaba el verano y empieza el nuevo curso escolar.


5. Planifique algunas recompensas

Programar algunas recompensas o privilegios que obtendrá diariamente y de forma semanal, a cambio de realizar todas las tareas y traer buenas calificaciones. Esto podría proporcionarles cierta motivación para empezar el curso. Las recompensas no tienen que ser costosas; por ejemplo, como recompensa diaria podría dejarle realizar algo que le guste cuando haya terminado sus deberes y para el fin de semana, se podría planificar una comida fuera, ir al cine, invitar a sus amigos a casa…Como recompensa final, tras las calificaciones, la recompensa será mayor, por ejemplo, un viaje familiar después de que se emitan las primeras calificaciones.

La idea es, simplemente, darle a su hijo algunos eventos planificados previamente que le motiven para trabajar en este nuevo curso.


6. Prepare todo el día antes de que comiencen las clases

Elimine la presión del primer día de regreso al colegio preparando todo con anticipación. Prepare las mochilas, prepare almuerzos, coloque la ropa y hable sobre cualquier cosa que pueda preocupar a su hijo la noche anterior. Que el primer día sea sencillo y fácil para todos, sin prisas y agobios, marcará una diferencia importante en cómo perciba su hijo la vuelta al cole.


7. Sorpresas y premios por un buen comienzo

Utilice durante la primera semana sorpresas para celebrar la cooperación y estar listo a tiempo. Un regalo en la bolsa del almuerzo o una historia extra a la hora de acostarse podría ser todo lo que se necesita.


Ahora sí, ¿Preparado para el nuevo curso escolar?

10 vistas